top of page

LA CIENCIA DETRÁS DEL APRENDIZAJE EXPERIENCIAL

En el mundo del aprendizaje y la educación experiencial, llevar a los participantes fuera de su zona de confort, no es solo una estrategia pedagógica, sino que lo avala una razón científica. En este artículo vamos a explorar los fundamentos aportados por la ciencia y que hacen de esta metodología, un recurso inigualable para transformar el aprendizaje, en un proceso dinámico y profundamente enriquecedor.




La Zona de Confort en el Aprendizaje Experiencial


La zona de confort, aunque cómoda y familiar, es ese lugar reiterativo de pensamientos, emociones y conductas, donde el aprendizaje verdaderamente significativo tiene pocas probabilidades de suceder. Aprender algo nuevo implica reformular lo conocido, aquello que brinda seguridad y certeza y esto puede ser incómodo. En el método APEX buscamos animar a los estudiantes a salir de esta zona de comodidad en busca de nuevos aprendizajes, enfrentándolos a situaciones disruptivas y desafiantes, que requieran activamente de su participación y compromiso.


Neurociencia detrás del Desafío


Cuando los estudiantes se enfrentan a tareas y entornos desconocidos o desafiantes utilizados en el marco experiencial, sus cerebros liberan una serie de neurotransmisores que tienen como objetivo, aumentar los niveles de percepción, la concentración y la capacidad para formar y retener nuevas ideas y puntos de vista. Este estado de alerta es crucial para el aprendizaje significativo, ya que predispone tanto mental como emocionalmente, para la apertura hacia lo nuevo.


Dopamina y Motivación para el Aprendizaje


La superación de desafíos y la sensación de progreso, por su parte, brinda a los participantes una sensación de satisfacción inmediata, generada por el flujo de dopamina -neurotransmisor de la 'recompensa', liberado en el torrente sanguíneo. Este proceso hormonal produce placer y por tanto motiva a los estudiantes a ir por más. En consecuencia los participantes son más proclives a asumir nuevos retos, creando un círculo virtuoso de aprendizaje y auto-mejora.


La Neuroplasticidad en Acción


El aprendizaje experiencial es ideal para estimular la neuroplasticidad del cerebro. Al enfrentar a los participantes, a tareas que desafían sus modos habituales de comportamiento y de pensamiento, les ayudamos a reconfigurar sus redes neuronales, incrementando la capacidad de adaptación y la creatividad para la resolución de problemas.




CONCLUSIONES


Como facilitadores en APEX, es nuestra tarea diseñar experiencias de aprendizaje que no solo eduquen, sino que también transformen. Para ello proponemos experiencias novedosas, disruptivas, que abran el pensamiento y estimulen el deseo de cambiar. Para lograr este objetivo, el desafío comienza siendo coherentes con lo que pregonamos. Desarrollar nuestra propia capacidad para salir de la zona de confort es crucial para guiar eficazmente a otros, en sus propios viajes de auto-descubrimiento.


Aquí te ofrecemos algunos consejos prácticos para desarrollar esta habilidad tan trascendental en tu desarrollo profesional:


» Anímate a aprender algo nuevo: Participa de talleres, cursos y seminarios que no formen parte de tu práctica y conocimiento habitual. Esto no solo ampliará tu comprensión pedagógica, sino que también te desafiará a pensar y actuar fuera de tu marco de referencia.


» Practica la Reflexión Personal: Dedica tiempo regularmente para reflexionar sobre tus prácticas profesionales y experiencias de vida de forma crítica. Pregúntate qué nuevas experiencias podrías probar y qué situaciones te sacan de tu zona de confort. Identificar estas áreas es el primer paso para capitalizar aprendizajes significativos.


» Incorpora el Feedback: Busca retroalimentación constructiva de tus colegas, mentores y personas de confianza. Entender cómo otros perciben tus formas de actuar puede permitirte reconocer cómo piensas y actúas, e inspirarte a adoptar enfoques nuevos y desafiantes.


» Participa en Experiencias de Inmersión: Sumérgete en entornos que sean completamente ajenos a tu experiencia habitual. Esto puede ser, desde aprender un nuevo idioma o habilidad, hasta participar en un retiro de inmersión en la naturaleza. Cualquier experiencia que altere tu rutina habitual puede ayudarte a desarrollar tu autoconciencia y tu capacidad para moverte fuera de tu zona de confort.


» Establece Pequeños Retos: Comienza con cambios pequeños y manejables. Esto podría ser tan simple como levantarte 10 minutos antes todas las mañanas o dedicar 5 minutos por día a la meditación o el mindfulness. Lo importante es que te expongas a situaciones que te aporten para tu calidad de vida o desempeño profesional, pero que te resulten incómodas en principio, o te generen cierta condición de vulnerabilidad o pérdida de control.





Si deseas aprender más, te invitamos a sumarte a nuestra Comunidad Internacional sin costo, ingresando aquí ➡️https://bit.ly/comunidad-aiae

.

.

Commenti

Valutazione 0 stelle su 5.
Non ci sono ancora valutazioni

Aggiungi una valutazione
Artículos destacados
Publicaciones recientes
Archivo
Buscar por etiquetas
Síguenos en las Redes
  • Whatsapp
  • Instagram AIAE
  • Youtube
  • Whatsapp
boton suscripcion website.jpg
bottom of page